Entradas correspondientes a la etiqueta 'Cataluña'

Conclusiones de las elecciones catalanas

Dos años después, todo sigue igual. No importa que un partido no nacionalista haya ganado las elecciones en Cataluña. No importa que las fuerzas no independentistas hayan incrementado su diferencia respecto a las que sí lo son. Todo sigue igual. Y sigue igual porque los separatistas mantienen la mayoría absoluta.

Foto: “El Mundo”

Ante esta situación, cabe sacar alguna conclusión. La primera es que los independentistas no van a dejar de movilizarse. Es cierto que han perdido dos escaños respecto a 2015, pero está claro que en Cataluña existen en torno a dos millones de independentistas que, a corto plazo, no parece que se vayan a mover de ahí. La cifra de personas que piensan todo lo contrario es algo mayor, pero la ley electoral da a los primeros la mayoría absoluta en el Parlamento. Por tanto, más allá de las elecciones, que ya se ha visto que por sí solas no resuelven nada, hay que buscar una solución que garantice la convivencia dentro de la Constitución.

La segunda conclusión es que hay que reformar urgentemente la ley electoral. Si en Barcelona se elige un diputado por cada 50.000 electores, en Tarragona y Girona es uno por cada 31.000 y en Lleida uno por cada 21.000. Por tanto, es mucho más barato obtener escaños en las tres provincias pequeñas, aquellas donde el independentismo tiene más fuerza. Esto beneficia a ERC y, especialmente, a Junts per Catalunya. Cataluña no tiene una ley electoral autonómica, sino que rige la misma del conjunto de España, por lo que lo primero que habría que hacer es cambiar la española. Otra cosa es que haya consenso…
Continuar leyendo

Dictadores

“Alemanes, alemanas, tened bien claro que los enemigos son los judíos. Ellos nos roban, abusan de nuestra bondad germana e invaden nuestras ciudades con su sucio dinero” Estas frases podrían haber sido pronunciadas perfectamente por Adolf Hitler o cualquier Nazi hace 75 años en Europa. No me cabe la menor duda de que cualquier persona en la actualidad rechaza totalmente este tipo de declaraciones, pero por aquel entonces no eran tantas las que se habían dado cuenta del peligro de estas ideas.

“El enemigo es el estado español. Los enemigos son los partidos políticos catalanes españolistas como Ciudadanos y el PP” Desgraciadamente, estas han sido algunas de las desafortunadas, pero intencionadas, declaraciones de Carme Forcadell, nueva presidenta del parlamento catalán.

Son pocas las diferencias que separan a estos dos discursos que acabo de citar, pero el segundo suena a democracia y a liberación para muchos. No es así, suena a odio y a ideas totalmente anticuadas, al igual que el separatismo, como el propio Artur Mas expresó hace unos años, antes de meterse de lleno en este desafío para huir de la justicia.

Los mismos que han estado tantos y tantos años catalogando de “fachas” erróneamente a los catalanes que, con total derecho, se mostraban españoles, además de haber pecado de ignorancia, se han convertido en aquello que antes repudiaban y asqueaban.

No pretendo, ni mucho menos, acusar de nazis a Artur Mas y compañía, pero hay algunas actitudes que por supuesto, merecen la pena nombrar para que los que predican como liberadores de un pueblo esclavizado, los que se creen Nelson Mandela, dejen de mentir y de engañar a tanta gente.

Una de los rasgos que ha caracterizado a lo largo de la historia a tiranos y dictadores ha sido atacar a todo el mundo que no piense como ellos, eliminarlos y tratar de marginarlos hasta que la sociedad se vuelva contra ellos. ¿Acaso no es lo que hace Forcadell con sus palabras? ¡Los que no sean independentistas y el resto de españoles son el enemigo! ¿Qué sabe esta dirigente de pluralismo, de libertad de opinión y de democracia?

De lo que sí sabe es de cómo crear odio, desde luego. Para ellos es como una religión, una obsesión que han puesto en práctica en Cataluña en los últimos años y que ahora ha aflorado por culpa de la crisis. Al igual que se hizo con los judíos, han declarado a España y a los españoles los ladrones, la causa de sus males. Esto ha calado, por supuesto, en la juventud, sin ninguna duda más susceptible a manipulaciones. Aún recuerdo cómo hace apenas un año, un grupo de catalanes de mi edad nos contaba al resto de españoles estas historias, que ellos defendían hasta el final, y que a pesar de que nos consideraban y les considerábamos sus amigos, nos deseaban lo peor en el futuro. A nosotros y al resto de españoles.

Convocasteis unas elecciones plebiscitarias y las perdisteis, participasteis en la elaboración de la Constitución y ahora prometéis incumplirla, manipulasteis y manipuláis todos los ámbitos de la sociedad, desde el deporte hasta la política, mentís y robáis a vuestro pueblo. No sólo dinero. Sois los ladrones de su libertad.

forcadell-efe--620x349

Artur Mas abraza a Carme Forcadell – EFE