Entradas de Javier Larequi Fontaneda

El principio del fin del procés

Unidad, unidad y más unidad. Los últimos diez días estas han sido las palabras más repetidas por nuestros políticos. ¿Pero realmente ha habido unidad? Es evidente que no. La primera noche tras el atentado de Barcelona, Rajoy y Puigdemont se reunieron con sus equipos por separado. Pero unidad, eh. Hace un par de días los cuerpos de seguridad del estado denunciaron que los mossos les han marginado de la investigación. Pero más unidad. Puigdemont y la CUP han estado orquestando una manifestación de rechazo a España, o al menos que lo pareciese, en vez de una en contra del terrorismo. Unidad, ¿en serio?

Tanto el PP como el PSOE aprendieron del once de marzo de 2004 que no se pueden aprovechar de un atentado para hacer política y algunos teníamos la esperanza de que esta vez el debate no lo iban a centrar las cuestiones más políticas, sino que se iba a hablar más de los fallos que hemos cometido. A un mes del uno de octubre, la tentación de convertir una manifestación masiva en contra del terrorismo en otra en contra de España, de Felipe VI y de todo aquel que no piense como ellos era demasiado grande para Puigdemont y los suyos. Basta concentrar a un montón de independentistas que griten consignas, porten pancartas y agiten banderas para conseguir la internacionalización del procés.
Continuar leyendo

El cuarto camino al número uno

El próximo lunes, Rafa Nadal se convertirá, de nuevo, en el número uno del circuito ATP. Y lo logrará nueve años después de conseguirlo por primera vez tras su victoria en los Juegos Olímpicos de Pekín. Siete años después de lograrlo por segunda vez. Y tres años después de perderlo tras una dolorosa derrota en octavos de final de Wimbledon. ¿Y entre medio? Las lesiones de 2014, la inseguridad de 2015 y los sacrificios de 2016.

Dicho camino a la cima comenzó en octubre del año pasado. Tras lesionarse en Roland Garros, recuperarse de forma exprés para poder competir en los Juegos Olímpicos y poner en riesgo el resto de su carrera al partirse la cara por España en Río, Nadal decidió que tenía que parar.  El objetivo era claro: realizar una pretemporada que le permitiese estar a pleno rendimiento en 2017. El resultado, inmejorable: una frescura y rapidez de piernas únicas en el circuito, una derecha, de nuevo, afilada para hacer el daño de antaño en los rivales y un segundo saque temible. Todo ello, junto al revés, tan mejorado en los últimos años, han provocado que, técnicamente, el nivel de Nadal sea de número uno.

La segunda gran decisión tuvo lugar en diciembre. Carlos Moyá puso fin a su relación con Milos Raonic y a continuación, Toni Nadal le llamó para conocer su disponibilidad. Referente, mentor, amigo y, ahora, entrenador de Nadal. Es evidente que la entrada de Moyá en el clan de los Nadal no ha revolucionado el juego del manacorí, pero ha contribuido a convencer a Rafa de que tiene que ser más agresivo si quiere competir por todo.

Si Rafa acaba como número uno del mundo al final del año está por ver. La lucha con Federer va a ser encarnizada y se librará, principalmente, en el Open de Estados Unidos del próximo mes de septiembre y en la Copa de Maestros en noviembre. De momento, Nadal ya es el segundo tenista más veterano de la Era Open en alcanzar la cima del ranking, sólo superado por Agassi. Eso sí, lo mejor está por llegar.

Enhorabuena, Rafa.

Primera foto conocida entre Moyá y Nadal.

Nadal y Toni en la entrega de premios de Roland Garros 2017.

Mi experiencia en Los Bañales

Apenas han pasado tres horas desde que he regresado a mi casa tras pasar dos semanas excavando en la ciudad romana de Los Bañales (Uncastillo, Zaragoza), pero no puedo esperar más a escribir sobre esta maravillosa experiencia.

Debo reconocer que la idea de levantarme cada día a las cinco y media de la mañana en Biota al mismo tiempo que mis amigos se iban a la cama en Sanfermines no sonaba demasiado atractiva antes de que llegar a Biota y, de hecho, ha resultado duro, pero el cansancio lo hemos suplido con ilusión por ser los protagonistas de un nuevo hallazgo. Y los descubrimientos han sido muchos, como queda claro en la página de Facebook de Los Bañales que recomiendo a todos.

En concreto, yo he estado excavando junto a Adela Duclos, Mercedes Roa y Álvaro Corominas un paso de peatones romano localizado en la calle norte/sur de la llamada “Casa del peristilo”. Se trata de tres bloques seguidos por una acera que conduce a un nuevo recinto, que probablemente es doméstico, y que demuestra que en Los Bañales queda mucho por hacer.

Ahora que todo ya se ha acabado por esta campaña, me llama la atención cómo me “emocionaba” el primer día de excavación con el primer fragmento de cerámica hallado y cómo pronto eso se convirtió en una rutina. O cómo pasé de querer encontrar a toda costa los bloques del paso de cebra que andábamos buscando y que, de hecho, hemos hallado como atestiguan estas fotos, a comprender a medida que pasaban las horas de excavación (y también un par de broncas por algún agujero que otro…), lo importante que es seguir un método con tranquilidad y con objetivos realistas.
Continuar leyendo

Pedro Sánchez tenía razón

A lo largo de estos días, estamos observando cómo el Gobierno, finalmente, va a aprobar los presupuestos de 2017. Hemos tenido que esperar hasta finales de mayo, y aunque es cierto que no se podían convocar terceras elecciones porque aprobar los Presupuestos de manera inmediata era algo imprescindible, nadie parece haberse preocupado -en exceso- por ellos en los últimos meses.

Lo cierto es que a Rajoy le ha costado (y mucho) sumar los 176 apoyos necesarios para conseguir una mayoría en el Congreso que apruebe los PGE. Desde la investidura, ya tenía prácticamente asegurados los votos de Ciudadanos y de Coalición Canaria. Los votos del PNV y de Nueva Canarias han salido más caros (sobre todo para los que no somos de Euskadi o de Canarias), pero, al final, el PP ha conseguido sumarlos.

Pero, ¿dónde ha estado el PSOE a lo largo de esta negociación? ¿Dónde está ese partido de estado que antaño fue decisivo para la gobernabilidad? La realidad es que antaño es hace siete meses y que antaño, Rajoy engañó, con una inteligente maniobra política, al PSOE y a todos los ciudadanos que creían que la obligación del PSOE era la de abstenerse.

Rajoy niega el el saludo a Pedro Sánchez. Foto: ZIPI (EFE)

Continuar leyendo

Por qué iré a la manifestación del 3 de junio

El otro día, paseando de noche por Pamplona, pude observar con desagrado cómo un joven se dedicaba a destrozar carteles que promocionaban la manifestación del 3 de junio en favor de la bandera de la Navarra. Para entonces, yo ya había decidido que iba a acudir. En realidad, lo había decidido desde el minuto uno en el que leí la convocatoria y el manifiesto. Este hecho no hizo más que reforzar mis ganas de estar allí el próximo día 3.

En un ambiente tan polarizado entre defensores y detractores de la Ley de Símbolos, creo que el manifiesto de los promotores de la manifestación ha sabido dar en el clavo ya que habla de concordia, de unidad y de respeto. Nuestra bandera es la de la concordia y la de la unidad porque no separa, sino que une, al contrario que otras. También es la del respeto porque no es excluyente, acepta que en Navarra hay diferentes sensibilidades, y aglutina a todos en torno a ella. Y como es de todos, no es de nadie en particular.

Iré a la manifestación del 3 de junio porque nos representa a todos los que creemos que banderas de otras comunidades no deben ondear en los ayuntamientos navarros. Ya tenemos una bandera que es de todos, ¿por qué seguir dividiendo a la sociedad?

“Divide y vencerás” parece repetir como un mantra el cuatripartito. Sin embargo, “vencer no es convencer, y hay que convencer, sobre todo”, como dijo Unamuno.

A mis 18 años, siempre he visto movilizarse a los mismos en defensa de las mismas causas y este 3 de junio nos ha llegado el turno a los que sí defendemos la unidad de todos los navarros.


Continuar leyendo

Primer premio en el congreso Forun 2017

En el día de ayer presenté, junto a mis compañeros Beñat Antoñana, Ainhoa Leoz y Zuzanna Mazelanik la ponencia titulada “Compared analysis of the political discourse in Europe about immigration” (Análisis comparado del discurso político en Europa sobre la inmigración) en el Congreso FORUN de la Universidad de Navarra. Para realización del trabajo, hemos contado con los consejos de Pablo Pérez, profesor de Historia en la Universidad de Navarra. El resultado del equipo fue la obtención del primer premio en la modalidad de comunicación escrita (se presentaron 43).

El Foro Universidad de Navarra (FORUN) es un congreso anual de alumnos para alumnos. Este año, el tema general del congreso era “Un mundo en movimiento”. A partir de ahí, cada uno podía desarrollar su ponencia o vídeo con total libertad debido a las grandes posibilidades que ofrecía el tema.

Nuestro trabajo pretendía analizar el discurso político en Europa acerca de la inmigración tratando, al mismo tiempo, de explicar las causas y consecuencias del aumento del flujo migratorio. Nos centramos en Alemania (Javier Larequi), Polonia (Zuzanna Mazelanik), Francia (Beñat Antoñana) y Reino Unido (Ainhoa Leoz). Una vez entregada la ponencia el pasado mes de febrero, en el día de ayer teníamos que exponer el trabajo en doce minutos.


Continuar leyendo

Dos campeones muy vivos y un solo trofeo

Rafa Nadal y Roger Federer son dos grandes campeones dentro de la pista y fuera de ella. No estoy descubriendo nada nuevo. Sin embargo, en el tenis no hay empates y solo hay un trofeo, que esta vez ha sido para el suizo. Ambos han demostrado que no están muertos (y que están muy vivos), dispuestos a recuperar el terreno que en los últimos años les han comido Djokovic, Murray y Wawrinka.

En los últimos días se había especulado con la posibilidad de reeditar una final entre Federer y Nadal, una final vintage, y así ha sido. 2016 había sido el primer año en muchos en el que no veíamos un partido entre los dos mejores tenistas de la historia y en la primera gran final de 2017 les hemos vuelto a ver las caras. Juntos, de nuevo. Luchando por seguir haciendo historia y callar la boca de aquellos que les daban por muertos. Cerrar el pico a los envidiosos que año tras año han dudado de que Roger y Rafa fuesen capaces de volver a hacer historia.

Tras muchos partidos, muchos momentos de tensión, tanto en la pista como en las reuniones del consejo de la ATP, Nadal y Federer nos han vuelto a demostrar que nada de todo esto puede acabar con el respeto que ambos se tienen. Tanto es así que Federer ha llegado a asegurar en la ceremonia final que le gustaría compartir su título con Rafa y, por su parte, Nadal, que Federer se merecía el título más que él.


Continuar leyendo