“Abrid escuelas y se cerrarán cárceles”

En tiempos de crisis económica, de paro, de mucho desempleo juvenil, no se le ha ocurrido al Gobierno otra cosa que gobernar para los ricos de nuevo mediante otra reforma universitaria que permitirá a las universidades ser más flexibles en cuanto a la duración de los grados se refiere, que a partir de ahora podrán ser de 3 o 4 años.

El objetivo directo de esta reforma, según el gobierno, es adaptarnos al modelo europeo de grados de 3 años para que vengan más estudiantes extranjeros a estudiar a España. A primera vista, esto parece una estupenda idea y una forma de revitalizar la economía. Pero nada más lejos de la realidad, es una reforma que permite que los máster, que valen el doble que un curso de un grado, podrán ser de dos años, insisto, cada año de un máster (público) cuesta el doble que un curso de grado.

Los estudiantes de las universidades han descendido y seguirán descendiendo si no se da marcha atrás con esta reforma que solo beneficia al sector más afortunado de la sociedad. A partir de ahora, veremos  muchos casos de personas que no podrán permitirse el máster y que tendrán una titulación de 3 años, mientras que los que sí puedan permitirse los dos años de máster, tendrán unos estudios universitarios de 5 años, una injusta diferenciación.

A Rajoy, a Wert y al resto del gabinete no les vendría mal que les recordáramos que gobiernan para el conjunto de la población, no sólo para unos pocos, y si van a seguir por esta senda, que no se atrevan a luego criticar con razón a Mas por solo gobernar para los independentistas.

Tampoco vendría mal recordarles las palabras de Concepción Arenal “abrid escuelas y se cerrarán cárceles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *