Uno tras otro

Desde este 3 de julio una alerta de bomba acecha Heathrow y preocupa a las autoridades internacionales y a los viajeros que vuelan desde este aeropuerto, uno de los cuales era yo.

El pasado 22 de julio me enteré de esta terrible noticia, justo unas horas antes de disponerme a coger un avión desde el mayor aeropuerto de Londres. Pero no tenía toda esta angustia solo por esto, sino también por los recientes siniestros ocurridos hasta entonces.

Como veis, sigo aquí, pero no es el caso de las víctimas del accidente del avión español estrellado en Mali el jueves, estrellado por las condiciones climatológicas de las que el piloto español ya advirtió, por lo que solicitó un cambio de ruta, que fue denegado. Esto se debería investigar profundamente, pero lo que realmente me gustaría saber es quien denegó este cambio, si fue Mali, si fue Swift Air, quien fue, y que asuma las consecuencias pertinentes  aunque probablemente no nos vamos a enterar.

De lo que tampoco no nos vamos a enterar es de donde sacaron los rebeldes pro rusos un misil capaz de derribar al avión de Malasyan Airlines, que desde luego ,que año llevan, que cubría la ruta Amsterdam-Malasia y que tuvo la mala suerte de encontrarse en el destino de esos malnacidos. Me gustaría atreverme a especular sobre quien les dio el misil, pero no creo que sea lo más correcto, además me parece que ya he dejado bastante claras mis ideas sobre estos temas en otros posts.

Son tiempos difíciles para la humanidad, tiempos duros que no se sabe en que van a desembocar, es la hora de tener cuidado con nuestras decisiones y con nuestros movimientos ya que el mundo está muy revuelto, Hamás está que arde, y con ello el yihadismo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *