La décima

Llevábamos 12 años esperando la ansiada décima, que este año comenzamos a llamar la 9+1, siendo un poco supersticiosos ya que pensábamos que quizás ese nombre estaba bajo algún tipo de maldición, algo así como la del Benfica, que hace 50 años, al despedir a su entrenador, este dijo que no volverían a ganar un título europeo, y parece que de momento se está cumpliendo.

Parecía imposible cuando se cumplía el minuto 90, lo estábamos intentando, pero el gol de Godín, por un terrible fallo de Íker, pesaba como una losa, pero entonces apareció SR4, el héroe de la décima, para cabecear un balón de “La Bruja” Modric. Ver a Florentino levantándose, incumpliendo el protocolo y celebrando el gol motivaba aún más. Entonces, Casillas pudo respirar, ya que tras haber salvado tantas veces él a su equipo en las finales, esta vez el equipo le estaba salvando a él.

Este gol en el minuto 93 hundía a los colchoneros, pero había algunos que estaban mas fastidiados que ellos incluso, los culés, que no les quedaba más remedio que recurrir a excusas ridículas, como que 5 minutos eran demasiados y demás sandeces.

La felicidad que nos aportaba ver a los culés deprimidos junto con una inminente remontada, estaban haciendo de la final de Lisboa, un partido más que especial, lleno de razones por las que demostrar quien manda en la capital.

Apareció  “El Ángel” Di María para probar a Courtois, pero la suerte no estaba de su lado y Thibaut la paró con el pie, pero el rebote fue para la cabeza del “Príncipe de Gales” Gareth Bale, al que solo le quedaba no fallar lo que era un gol claro. Tras esto, los rojiblancos, totalmente mermados por su físico, no preparado para una prórroga, se dieron cuenta de que ya no había nada que hacer y los madridistas hicieron piña celebrando el gol del galés. Xabi Alonso saltó al campo y corrió por toda la banda hasta llegar a sus compañeros, este donostiarra acaba de demostrar que tiene sangre blanca y que será digno entrenador del Real Madrid algún día.

Quedaba rematar el partido, y Marcelo decidió ser un poco chupón, y con el permiso de la defensa rojiblanca que le dejó pasar prácticamente metió el tercer gol. El cuarto llegaría en seguida, en uno de esos penaltis, que aunque lo era, te da rabia de que se piten, primero porque no era cuestión de cebarse con el atlético, que había realizado un partido perfecto y segundo por no oír a los culés diciendo que si ya le habían regalado un gol a CR7 y demás. La celebración de Cristiano que fue una demostración de autoridad, pero que para mí, no venía a cuento, no había sido su partido, una celebración así no le correspondía a él.

Todo esto demuestra que quien la sigue la consigue, que quien lucha lo logra, que cuando se está unido todo es más fácil ¿Verdad Mou? Tú estabas presente en Lisboa, tú habrás disfrutado viendo a Casillas fallar, pero te habrás arrepentido de haber dejado el Madrid al verles alzar la Champions, al igual que Özil, la diferencia es que este fue engañado por su padre. Mesut también estaba en Da Luz y ojalá vuelva algún día a vestir la camiseta blanca. Con trabajo y esfuerzo todo es posible (esto lo digo por el atlético que habría sido ganador a falta de dos minutos) No hay que rendirse jamás, las mayores gestas son remontandas, y así se da emoción, porque los mejores, así lo han ganado todo: Rafael Nadal, Fernando Alonso, Íker Casillas, Marc Márquez, David Ferrer, Juanito, Pau Gasol, Mireia Belmonte, María de Villota, Luis Aragonés, Carles Puyol, Tito Vilanova, Joel González, Sergio Ramos y muchos y muchas más de los que me estoy olvidando.

La unión hace la fuerza, palabras de un madridista.

Gareth celebrando su gol

 

2 comentarios en “La décima

Responder a Javier Larequi Fontaneda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *