En nombre de la inutilidad

Últimamente los organismos internacionales, como la ONU o la OTAN actúan en nombre de la inutilidad, y no en nombre de los ciudadanos del mundo. En concreto, me refiero a los lamentables acontecimientos que están ocurriendo en Siria y Ucrania, entre otros.

¿Para qué tenemos este tipo de organismos, si siempre van a ser bloqueados por países como Rusia o China, con intereses completamente diferentes a los de la UE o a los de las grandes potencias americanas?

Para evitar una guerra, que parece que llegará más pronto que tarde, a no ser que Rusia ponga de su parte, no podemos intervenir en Siria, dejando que miles de personas sigan sufriendo bajo la tiranía de Bashar al-Asad, La pregunta que nos debemos hacer es si intervenir por parte de Moscú en Ucrania ya es pasarse, un país europeo, que intenta formar parte de la Unión Europea. Si dejamos que Rusia se salga con la suya, que pueda hacer lo que quiera, estaremos ante una dictadura internacional y Putin se dará cuenta de que nadie se va a atrever con el país ex soviético. Podéis decirme que Obama ya ha advertido que si intervienen militarmente en Ucrania se tomarán medidas drásticas, pero hace unos meses, ya dijo que la comunidad internacional actuaría en Siria, y aún los pobres sirios siguen esperando.

Las tensiones en el mundo van a más, incluyendo el mal clima entre China y Japón en los últimos tiempos. Ahora, lo necesario, es un gran pacto mundial, y no graves multas a Rusia, o a Irán, o a Corea del Norte. No cometamos el mismo error que en el Tratado de Versalles, que contribuyó en gran medida a la llegada al poder de Alemania de Hitler y la Segunda Guerra Mundial.

¡No a la tiranía rusa-china!

Entrada publicada en el Diario de Navarra el 05/03/2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *